Entrevista relámpago a Laura Fernández

Pillar a Laura con un momento libre es como intentar cazar una mosca con palillos, pero resulta que nosotros somos expertos cazadores de moscas con palillos.

(Bueno, eso no es verdad. No podemos engañaros: que luego nos llegáis en los festivales pidiendo demostraciones de nuestra pericia y siempre quedamos muy mal. No, lamentamos decepcionaros y ya es hora de que lo confesemos: tampoco sabemos andar a la cuerda floja, enhebrar camellos ni hacer malabares con cócteles molotov).

Pero lo que sí es cierto es que cazamos a Laura. Y conseguimos esta entrevista que ahora traemos, para vuestro deleite y regocijo.

Laura Fernández
Imagen de Noemí Elías

¿Cómo funcionaban estas entrevistas?

Tenemos una lista de 100 preguntas, de esas que piden respuestas cortitas. De manera aleatoria seleccionamos 15 de esas preguntas. La persona entrevistada selecciona 10 de esas 15, y contesta, siempre usando menos de 80 palabras por respuesta. Al final, hay una pregunta extra, donde debe elegir entre tres opciones.

No, aquí no hay ninguna de esas preguntas de: «Háblanos de tu infancia durante, como mínimo, 3500 palabras».

¿Quién es Laura Fernández?

Probablemente no haya ni que explicarlo, pero aquí os dejamos su biografía «oficial» por si acaso:

Laura Fernández (1981) es autora de seis novelas: Bienvenidos a Welcome (Elipsis, 2008), Wendolin Kramer (Seix Barral, 2011), La Chica Zombie (Seix Barral, 2013), El Show de Grossman (Aristas Martínez, 2013), Connerland (Literatura Random House, 2017) y La señora Potter no es exactamente Santa Claus (Literatura Random House, 2021), galardonada con el premio El Ojo Crítico de Narrativa 2021. También es periodista y crítica literaria y musical. Tiene dos hijos y un montón de libros de Philip K. Dick.

Seguramente conocéis a Laura por sus aportaciones en Babelia, o por su novela más reciente, La señora Potter no es exactamente Santa Claus:


Entrevista relámpago a Laura Fernández


1. En una escala del 1 al 10, ¿cuál es tu nivel de rareza?

Yo creo que el 10, pero también creo que la gente no es consciente hasta que no me lee. Es decir, puedo pasar como «muggle», pero no hay nada «muggle» en mí en realidad.

2. ¿Cuál ha sido tu mayor fracaso?

Aprendí escribiendo Connerland, que es una novela sobre el fracaso, o más bien, sobre la idea del fracaso, que el fracaso sólo depende de tus expectativas; como tiendo a no tener expectativas, tiendo a no fracasar. Pero, no sé, ¿las clases de educación física? Siempre he sido una patata TOTAL. Y me encanta cantar, pero desafino de lo lindo. Tuve un grupo, pero me di cuenta rápido de que era un desastre. No lo viví como fracaso, sino como algo que no iba a pasar.

3. Una canción que te pone un poco sensible.

Hay infinidad de ellas. Podría decir What a Wonderful World, de Louis Armstrong; I’m Still Remembering, de The Cranberries; Hurt, en la versión de Johnny Cash. Ya que estamos con Johnny Cash, su versión de We’ll Meet Again es de una alegría tristísima que siempre siempre siempre me hace llorar, como de felicidad, o más bien de: «Vamos a estar aquí un tiempo, pero luego no sé qué pasará, pero sea a donde sea que vayamos, te estaré esperando, nos volveremos a ver».

4. ¿Tienes alguna cicatriz interesante?

Sí, tengo una cicatriz enormísima en la espalda. De niña me operaron del corazón, con un año y medio, a vida o muerte, ¡todo este tiempo es tiempo de descuento!, y me hicieron veinte puntos de sutura por dentro y veinte por fuera. De niña no dejaban de preguntarme por ella en la piscina, ahora ya nadie pregunta nada.

5. ¿Con qué personaje literario te identificas?

Con Arturo Bandini. Cuando leí Pregúntale al polvo, de John Fante, me dije: «Ahí estás, ¡has estado todo este tiempo en una novela!». En realidad, más de una, porque forma parte de una tetralogía. Es el escritor que se sabe no un genio pero se lo cree de todas formas, y a la vez, no se lo cree. Se divierte creyendo que es el mejor escritor del mundo, sabiendo que, por supuesto, no lo es.

6. Tu plato estrella.

La tortilla de patatas. La verdad es que se me da impresionantemente bien. Hasta he tenido grandísimas catadoras, como mi amiga, la famosísima Christina Rosenvinge, que llegó a decir que era una tortilla NIVEL DIOS.

7. ¿Con qué tres adjetivos te describiría tu mejor amigo/a?

Hace poco cumplí cuarenta años y mi marido antologó un libro en el que todos mis amigos escribían sobre mí y me sorprendió muchísimo que todos llegasen a la misma conclusión, siendo tan distintos y sin conocerse, y ahora me sonrojo: generosa, buena gente y sincera. Y como muy amorosa, les quiero de verdad, sin filtro alguno, como una loca. Y parece ser que lo notan TODO EL RATO.

8. Si te condenaran a muerte, ¿qué pedirías de última cena?

Vamos a pedir algo complicado, porque habría que viajar a otro tiempo a encontrarlo. La salsa de almendra que hacía mi abuela, hecha por mi abuela, con un huevo frito y patatas, de paso, de las que hacía ella también, en su casa sin luz ni agua corriente.

9. ¿Cuál es tu gran punto débil como escritora?

Las descripciones. Las aborrezco. Y también la realidad, la aborrezco. Así que no hay nada real en mis libros. Todo ha salido de mi cabeza, y cuando me pongo a describir, enseguida creo personajes, así que es probable que todo de lo que hablo, aunque sea una corbata, esté VIVO.

10. ¿En qué piensas cuando estás sola en un vehículo?

Sola en el coche, canto, casi siempre. Casi siempre llevo música y me encanta conducir. Me gusta irme lejos, como a ese personaje de Según venga el juego, de Joan Didion, o la propia Madeline, la madre de Bill en La señora Potter. Estar en el coche, con música de fondo, es como estar dentro de una película en marcha.

La pregunta extra. Laura tiene tres opciones:

  • A) La pregunta se la inventa y responde la propia entrevistada
  • B) La pregunta la hace la entrevistada a cualquier miembro de Lo Extraño y lo Maravilloso: a Cotrina, a Campbell o a Radar (la cabra de peluche).
  • C) «Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor».

Laura elige la A) y se pregunta:

¿Dónde te gustaría estar ahora mismo?

Y responde:

Uhm. Me encanta que me haga esa pregunta. Pues no me importaría estar en el centro del centro del mundo, que para mí, desde hace un tiempo, es la librería Strand de Nueva York, buscando ediciones autografiadas, ¡ajá, están escondidas en medio de todas las demás, es un juego apasionante encontrarlas!, de escritores a los que admiro, pensando que voy a tomarme una cerveza luego en el McSorley’s, y a cenar en el Moustache Pitza, del Village.

¡Y eso es todo!

Valoración de Radar de la entrevista de Laura

¡Hasta la próxima!

Una vez más, damos las gracias a nuestra escritora invitada por desvelar las más íntimas de sus intimidades y las más literarias de sus recomendaciones. ¿Quién será la próxima personita que caerá en nuestra trampa?

Os recordamos que si queréis leer el resto de nuestras entrevistas relámpago, solo tenéis que pinchar aquí.



Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte ninguno de nuestros posts, novedades o reseñas, ¿por qué no darte de alta en nuestra lista de correo? Solo mandamos un correo al mes y está lleno de frikerío, fandomeo y cosas muy interesantes en general. ¡Pincha aquí!
También tenemos un canal de Telegram donde anunciamos todas las novedades del género fantástico que llegan hasta nuestras manos (sobre todo literarias, pero también audiovisuales). Puedes apuntarte aquí (o buscándonos por lomaravilloso).
Este artículo puede contener enlaces afiliados. A veces usamos enlaces a Amazon porque así nos llevamos un porcentaje mínimo en caso de ventas, pero obviamente te animamos a comprar los libros donde tú prefieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la protección de tus datos al dejar un comentario:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.