Entrevista relámpago a Juan Jacinto Muñoz-Rengel

De nuevo nos llaman las sirenas del cotilleo. Una vez más, esos susurros entre los árboles toman forma y nos instan a salir de caza, a buscar nuevos autores tiernos y jugosos a los que estrujar. ¡De nuevo entrevistamos!

En esta ocasión, el que ha caído en nuestra trampa y cuelga bocabajo intentando responder a nuestras impertinencias mientras suplica que lo liberemos es, ni más ni menos, Juan Jacinto Muñoz-Rengel (J.J. para los amigos, que, bien nos asegura, NO somos nosotros).

muñoz-rengel
¿Veis la cicatriz? En un ratito entenderéis por qué seleccionamos esta imagen del autor.

¿Cómo funcionaban estas entrevistas?

Tenemos una lista de 100 preguntas, de esas que piden respuestas cortitas. De manera aleatoria seleccionamos 15 de esas preguntas. La persona entrevistada selecciona 10 de esas 15, y contesta, siempre usando menos de 80 palabras por respuesta. Al final, hay una pregunta extra, donde debe elegir entre tres opciones.

No, aquí no hay ninguna de esas preguntas de: «¿Qué géneros y subgéneros de la literatura de la imaginación escrita en español creéis que han avanzado más en los últimos años y cuáles creéis que aún necesitan un empujón?*» que tanto miedo nos dan a algunos escritores.

¿Quién es Juan Jacinto Muñoz-Rengel?

Aquí os dejamos una versión resumida de la biografía que aparece en su web:

Juan Jacinto Muñoz-Rengel (Málaga, 1974) es autor de las novelas El gran imaginador (Plaza & Janés, 2016), Premio del Festival Celsius a la Mejor Novela del año; El sueño del otro (Plaza & Janés, 2013) y El asesino hipocondríaco (Plaza & Janés, 2012); del ensayo Una historia de la mentira (Alianza, 2020); de la colección de microrrelatos El libro de los pequeños milagros (Páginas de Espuma, 2013); de los libros de relatos De mecánica y alquimia (Salto de Página, 2009), Premio Ignotus al mejor libro de relatos del año, y 88 Mill Lane (2006); así como de los relatos largos Pink (2012) y Colapso (2017) publicados en el sello digital Flash, de Penguin Random House. Ha coordinado y prologado las antologías de narrativa breve La realidad quebradiza (Páginas de Espuma, 2012), Perturbaciones (Salto de Página, 2009) y Ficción Sur (Traspiés, 2008).

Como autor de relato corto ha recibido más de cincuenta premios nacionales e internacionales y ha sido incluido en: Cuento español actual (Editorial Cátedra, 2014), Pequeñas Resistencias (Páginas de Espuma, 2010) y Siglo XXI (Menoscuarto, 2010). Su obra ha sido publicada en más de una docena de países.

Podéis leer más en su web, y seguirlo por Twitter o Instagram. Su publicación más reciente es La capacidad de amar del señor Königsberg (Alianza de Novelas, 2021), de la que dijo Fernando Marías (al que por desgracia perdimos hace poco): «No sé qué opinarán sus lectores, es un más allá de aplauso». Nosotros lo tenemos en la lista de libros deseados, sobre todo por lo que dice de él nuestro compi Daniel de Boy With Letters.

muñoz-rengel

Entrevista relámpago a Juan Jacinto Muñoz-Rengel


1. ¿Tienes alguna cicatriz interesante?

Cuando tenía seis años lideraba una pequeña pandilla en la guardería. Una tarde, estaba haciendo de puente con mi propio cuerpo sobre una piscina vacía para que las niñas pasaran sobre mí. El cabecilla de la banda enemiga me empujó por la espalda y me abrí la sien. Ya en el hospital, después de coserme sin anestesia, el médico dijo: «No le va a quedar marca ninguna». Ahora luzco esos cinco puntos junto a la ceja. Y esta es la historia favorita de mi hija (tres años) y la que más veces le tengo que contar.

2. Si escribieras una novela romántica, ¿de qué iría?

Si me viera obligado a escribir una novela romántica, supongo que iría sobre un amor imposible, un amor secreto que nunca llega a materializarse porque el enamorado jamás lo confiesa, y sacrifica su vida y su realización personal para que la otra persona logre ser feliz. O quizá iría sobre la pérdida, sobre el amor que fue y ya no es y sus devastadoras consecuencias. Una historia de amor entre dos especies inteligentes de dos planetas distintos tampoco estaría mal.

3. ¿Cuál es tu gran punto débil como escritor?

Creo que, según ganas oficio, a todos nos ocurre que tememos perder frescura. Cuando eres cerebral y corriges mucho (como es mi caso), el riesgo de que se resienta la espontaneidad es mayor. Por eso lo convierto en mi caballo de batalla y siempre estoy en guardia: siempre trato de encontrar un punto de libertad en lo que hago, miro dentro de mí y procuro eliminar todos los límites, la autocensura, abrir las perspectivas, y si noto que algo me ofrece resistencia por ahí que voy.

4. Tu librería favorita (ya sea física o virtual).

Son muchas. Aquí en Madrid, Tipos Infames, La Buena Vida o La Mistral. O también Laie o Llibreria Finestres, en Barcelona.

5. ¿En qué piensas cuando estás solo en un vehículo?

En tramas. Casi siempre consigo dedicar esos tiempos muertos a pensar en tramas y, de hecho, son los momentos que mejor me funcionan.

6. ¿Cuál es tu récord de tiempo escribiendo sin parar?

Durante tres años estuve escribiendo los siete días de la semana haciendo jornadas dobles diarias. Me levantaba a las cinco y media de la mañana, escribía ocho horas seguidas, paraba para comer, dormía durante una hora, y volvía a sentarme a escribir durante otras ocho horas hasta las once y media de la noche. Por lo tanto, ¿tres años? Aquello fue en la fase final de escritura de mi novela El gran imaginador, un duelo a muerte, era ella o yo.

7. ¿Tienes alguna “droga” para escribir (tabaco, café, pastelitos de nata…)?

Sí la tengo. Pero no lo puedo decir aquí. Solo diré que no es ninguna de las que los románticos asocian al bohemio arte de la escritura. Esas no sirven para nada.

8. El libro que más te ha influido:

Qué singular más difícil. Ficciones de Borges, Pedro Páramo de Rulfo, Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley, Matadero cinco de Vonnegut, Poe, Kafka, Chejov… ¡y el Quijote! No lo puedo dejar en menos.

9. ¿Cuál es tu palabra favorita?

Astrolabio.

10. Tu mayor virtud:

Me gustaría pensar que la creatividad, la imaginación… pero creo que por encima de todo es la constancia. Cuando empecé a escribir, de muy joven, tuve la revelación de que —casi por encima del talento— la constancia era el factor más importante para abrirse paso en la literatura, y ese pensamiento me ha traído hasta aquí. ¿Mi mayor virtud como escritor? ¿O en la vida? En el segundo caso, quiero creer que mi mayor virtud es que me preocupo por ayudar a los demás.

La pregunta extra. Juan tiene tres opciones:

  • A) La pregunta se la inventa y responde el propio entrevistado
  • B) La pregunta la hace el entrevistado a cualquier miembro de Lo Extraño y lo Maravilloso: a Cotrina, a Campbell o a Radar (la cabra de peluche).
  • C) «Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor».

Juan elige la B) y nos dice:

*¿Qué géneros y subgéneros de la literatura de la imaginación escrita en español creéis que han avanzado más en los últimos años y cuáles creéis que aún necesitan un empujón?

Cotrina y Campbell estuvimos hablando de este tema (¿por qué a nosotros nunca nos hacéis preguntas fáciles?) y nos dimos cuenta de que teníamos más o menos la misma opinión, así que hemos fusionado nuestras dos respuestas en esta que redacta Campbell:

Campbell responde:

Creo que todos los géneros ahora tienen su espacio. Todo está avanzando, ¡y a velocidad de pánico! Cosas que antes estaban desperdigadas ahora las encontramos en tendencias bajo etiquetas tan dispares como dark academia, hopepunk o retellings (por mencionar tres al azar), que están apareciendo entre nuestros autores nacionales. Cada día veo que nos referimos a nuevos conjuntos, vislumbramos modas de otros géneros (y culturas) que se cruzan con los nuestros (yo creo que el cozy acabará haciéndose un hueco más evidente en el fantástico, por ejemplo, y el hard chino acabará calando más también, al igual que el thriller con elementos sobrenaturales, que ya goza de cierta popularidad). Gracias a editoriales independientes con producción a demanda y a la autopublicación (¡y a las redes!) es más fácil que nunca leer de todo.

Hay sitio para géneros que no están en las mesas de novedades de librerías y personalmente agradezco esa variedad. Además, aspectos como lo LGTBI o la salud mental están cobrando un protagonismo que necesitaban dentro de los géneros maravillosos. No sé si hay algo que necesite un empujón ahora mismo (¿tal vez la poesía de corte fantástico?), pero si lo hay, es más sencillo que nunca darle brío.

Ah, y parece ser que Radar también tiene una opinión respecto a todo esto:

¡Hasta la próxima!

Ya soltamos a nuestro autor y lo devolvemos (casi) intacto a sus lectores, amigos y familiares preocupados. Una vez más, damos las gracias a nuestro escritor invitado por abrir su corazón, cuerpo y alma a nuestras preguntas curiosas. ¿Quién será nuestra siguiente víctima?

Os recordamos que si queréis leer el resto de nuestras entrevistas relámpago, solo tenéis que pinchar aquí.



Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte ninguno de nuestros posts, novedades o reseñas, ¿por qué no darte de alta en nuestra lista de correo? Solo mandamos un correo al mes y está lleno de frikerío, fandomeo y cosas muy interesantes en general. ¡Pincha aquí!
También tenemos un canal de Telegram donde anunciamos todas las novedades del género fantástico que llegan hasta nuestras manos (sobre todo literarias, pero también audiovisuales). Puedes apuntarte aquí (o buscándonos por lomaravilloso).
Este artículo puede contener enlaces afiliados. A veces usamos enlaces a Amazon porque así nos llevamos un porcentaje mínimo en caso de ventas, pero obviamente te animamos a comprar los libros donde tú prefieras.

Créditos:

  • Retrato del autor por Eduardo Cano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la protección de tus datos al dejar un comentario:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.