10 libros extraños y maravillosos para tu club de lectura

¿Qué se lee en un club de lectura?

¿De qué se habla en los grupos de lectura y las lecturas conjuntas?

¿Acaso es todo mainstream? ¿Hay vida más allá de los premios Planeta? ¿Y de las listas de los 100 libros que debes morir antes de leer?

Haberla hayla, y una parte importante de esa vida es el fantástico. Pero como cualquier lector de fantástico sabrá, no es fácil convencer a su grupo local de lectores que compartan su entusiasmo por los primeros trescientos veinte libros de La rueda del tiempo.

¿Cómo «convierto» a mis compis de lectura?

Siempre me resulta interesante cuando alguien elige uno de nuestros libros para su grupo de lectura. Ya sea un club de lectura propiamente dicho (de esos que salen en las series estadounidenses, con vino y canapés y mucho, mucho drama), un grupo de lectura de Goodreads, una lectura conjunta por Telegram o Whatsapp, o una tarde cualquiera en un bar favorito hablando de un libro concreto, siempre me ha fascinado la siguiente pregunta: ¿qué libro de género puedes dar a leer a un grupo de personas que no leen género?

Vistos los resultados, me permito recomendar algunas obras que suelen funcionar bien con personas lectoras que no son habituales del fantástico (y aquí incluyo también la ciencia ficción y el terror con elementos sobrenaturales). Algunas son nuestras, sí, porque hemos visto cómo han funcionado en grupos de este tipo, otros son bastante «comerciales» y otros son un poquito más raros, perfectos para iniciar debate y sacar a la gente de su zona de confort.

1. It, de Stephen King

Es difícil elegir un solo libro de King, ¿Cuál sería el mejor para empezar? Si bien considero que libros como Misery o Las cuatro estaciones son de lo mejor que ha hecho este escritor, queríamos contenido con elementos fantásticos. Hay mucho ahí para elegir: Apocalipsis y Salem’s Lot, por ejemplo, son excelentes, pero tal vez sea It la obra más completa para el lector que no conoce a King. Además, merece la pena solo por ver la cara que se les queda a tus amigos lectores cuando toque comentar esa escena (sí, la de los niños en el túnel).

2. Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

«A mí no me gusta la ciencia ficción», me dijo mi madre, antes de devorar este libro casi de una sentada. Hay quien dice que Ishiguro usa los elementos fantásticos y especulativos como metáforas de la condición humana (¿y quién no?), pero eso no quita que sean elementos no realistas y que sean una parte crucial de sus obras. En Nunca me abandones, Ishiguro narra una historia donde el elemento ci-fi no es lo más importante, pero está ahí y es un vehículo fabuloso para una trama que te partirá el corazón. Además, su prosa sencilla y elegante ayuda a pasar páginas rápido: aquí no hay largas descripciones hard de naves espaciales ni ingeniería genética (ni falta que le hace): es perfecto para un tipo de lector más… impaciente.

3. La canción secreta del mundo, de José Antonio Cotrina / Crónicas del fin, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

Pongo estos dos juntos porque ambos son de fantasía oscura y ambos suelen obtener una respuesta similar en lecturas conjuntas: «Jamás había leído nada así, pero ahora necesito más cosas de este estilo». Y es que para los que no suelen leer a gente como Barker, Straub o Gaiman, este tipo de obras llenas de magia y sacrificio (con una dosis justa de sangre y vísceras) pueden resultar raras. Pero si la historia es buena (y no podemos ser objetivos aquí, claro, pero diríamos que es buena), es fácil engancharse y descubrir un género nuevo.

4. La mujer del viajero en el tiempo, de Audrey Niffenegger

Hay quien ha definido esta obra como una historia romántica con ciencia ficción de fondo y probablemente tenga razón. Con frecuencia el tema de los viajes en el tiempo se usa como trasunto para especulación científica, los autores caen hondos en lo de las paradojas temporales y todo eso, pero lo que ofrece Niffenegger es un modo muy original de enfrentarse a una tragedia: la historia de dos personas que se encuentran en un orden muy… complicado. Pronto tendremos además una serie de la mano de Stephen Moffat (que, ya se sabe con Moffat, puede salir muy bien o muy mal).

5. Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin

Que sí, que sí, que la última temporada de la serie no te gustó y, además, ¿para qué empezar una serie de libros que aún no está ni terminada? ¡No importa! Ya desde el primer libro, Juego de tronos, Martin nos lleva a volandas en un viaje épico que nada tiene que ver con la fantasía de espada y brujería tradicional. Aquí la magia es algo amenazador, algo que regresa a un mundo que ha vivido ya mucho tiempo sin ella, un mundo levemente inspirado por la época de los York y Lancaster en las islas británicas, con un nivel de detalle y un desarrollo de personajes que ya querrían muchos grandes autores mainstream de novela histórica.

6. Todo lo que muere, de John Connolly

¿Los lectores de tu grupo son amantes del thriller? ¿Les gusta el misterio y el suspense con un buen asesino en serie? Todo lo que muere cumplirá de sobra, pero les está metiendo, casi sin saberlo, algún pequeño elemento sobrenatural. Este es el primero de la serie de Charlie Parker, pero es más o menos autoconclusivo, así que puede devorarse sin miedo a tener que comprar luego una serie eterna de obras. Eso sí, si luego se adentran más en los mundos de Connolly, acabarán leyendo fantasía oscura sin darse ni cuenta.

7. Las luminosas, de Lauren Beukes

Y más cositas para los amantes del thriller de asesinos chungos: Las luminosas. Si decíamos que La mujer del viajero en el tiempo era un romance vestido de ci-fi de viajes temporales, aquí tenemos un libro de asesino psicópata clásico, vestido de ci-fi de viajes temporales. La protagonista es, de hecho, una víctima del asesino, solo que sobrevive a su terrible ataque, y muchos años más tarde tendrá que volver a enfrentarse a él. ¿La gracia del asunto? Que este asesino no se ciñe a las mismas leyes temporales que nosotros. Beukes tiene un estilo limpio, sencillo y rápido, y la voz de la prota es tan fresca que te enganchará desde la primera página.

8. Fractal, de José Antonio Cotrina

En la vida habría puesto este libro aquí, pero los lectores nunca dejan de sorprenderte. Fractal es una ci-fi extraña, de mundos paralelos que se superponen, pero en los grupos de lectura donde se ha leído ha funcionado extrañamente bien. Digo extrañamente, porque algunos de los lectores no eran lectores clásicos de ci-fi y yo me esperaba un «qué narices se ha fumado el autor» a gran velocidad, pero da la impresión de que ha abierto las puertas a que esos lectores consuman más ciencia ficción raruna. Otros recomendables en esa categoría estrambótica: Philip K. Dick (¡sobre todo los cuentos!), Ian Watson, John Brunner, Kameron Hurley.

9. El nombre del viento, de Patrick Rothfuss

Este es otro libro que siempre me sorprende, porque personalmente no soy muy fan. La prosa de Rothfuss me carga un poco y su protagonista no me termina de caer del todo bien. No obstante, conozco a personas que no habían leído fantástico en sus vidas y que han disfrutado de lo lindo con este libro. Tal vez es que lo que a mí me resulta ya muy conocido (el viaje iniciático en la magia del héroe especialito, la narración épica, el mundo pseudomedieval…) es refrescante para un neófito (y para muchos fans acérrimos del género, of course). Y aunque a mí me parece que el libro no engancha hasta la mitad, para la mayoría de sus lectores lo de Rothfuss es un novelón desde la primera frase.

10. Nación, de Terry Pratchett

Nación es uno de los libros que menos me gustan de Pratchett, porque 1) no es del Mundodisco y 2) repite mucho de los valores e ideales con los que Pratchett ya había trabajado en Mundodisco hasta la saciedad. Precisamente por eso, creo que es una lectura ideal para alguien que no suela leer fantasía y que no conozca a este autor maravilloso. Sin el bagaje de haberse devorado decenas de libros mundodisqueros, Nación es un aperitivo ideal para abrir el hambre de las pobres personas que existen en este mundo que aún no conocen al genio del sombrero.

Más, más, dadme más

Un artículo tiene que terminarse en algún momento (aunque ya sabéis que a mí eso me cuesta más que a la mayoría), así que solo os doy unos diez títulos cuando podría dar otros tantos. De hecho, estoy revisando este artículo y ya se me han ocurrido tres títulos más y probablemente sea imperdonable no haberlos incluido aquí. Pero me encantaría que compartierais vuestras propias experiencias y me dijerais con qué libros habéis conquistado a lectores no-fantásticos o, también, con qué libros entrasteis vosotros en el extraordinario campo de la ci-fi, de la fantasía o del terror sobrenatural.

Estaré aquí con mi cuadernito y mi pluma, tomando notas con los ojos muy abiertos.



Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte ninguno de nuestros posts, novedades o reseñas, ¿por qué no darte de alta en nuestra lista de correo? Solo mandamos un correo al mes y está lleno de frikerío, fandomeo y cosas muy interesantes en general. ¡Pincha aquí!
También tenemos un canal de Telegram donde anunciamos todas las novedades del género fantástico que llegan hasta nuestras manos (sobre todo literarias, pero también audiovisuales). También avisamos de todos los artículos que publicamos. Puedes apuntarte aquí (o buscándonos por lomaravilloso).
_Algunos de los enlaces a libros en nuestros artículos son enlaces afiliados. Nos encantaría que probases los títulos que recomendamos y queremos que los compres donde más te apetezca. Lo de los enlaces afiliados solo significa que si compras algo en Amazon desde alguno de nuestros enlaces, nosotros nos llevamos una proporción minúscula de ese dinero.

Créditos:

Imagen de cabecera por Nathan Dumlao en Unsplash. Todas las imágenes de libros pertenecen a sus correspondientes autores y editoriales.

4 comentarios de “10 libros extraños y maravillosos para tu club de lectura

    • Gabriella Campbell dice:

      Uy, pues me apunto lo de Basilisco, gracias. Nunca me abandones es que es una maravilla, ya me contarás cómo va la experiencia en el club.

  1. Joseto Romero dice:

    «No mires debajo de la cama» de Juan José Millás me parece un libro ideal para una introducción en la fantasía desde un ángulo distinto, porque es, en esencia, literatura contemporánea. Pero tiene ese aguijón de lo mágico que, si le pica al lector, es probable que le haga buscar otras obras con mayor grado de maravilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la protección de tus datos al dejar un comentario:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.