Reserva ya tu ejemplar de Pequeños restos de magia

Actualización a este post: Este libro ya está a la venta, ya no es necesario pillarlo por reserva. Pincha en este enlace para ver los diferentes formatos y plataformas de compra.


¿Os acordáis de que yo estaba escribiendo otro libro? Llevo mencionando en la lista de correo la salida próxima de Pequeños restos de magia desde hace… ¿meses? ¿Años? ¿Decenios? ¿Centurias?

Pero tras múltiples lecturas cero, reescrituras, revisiones, observaciones impertinentes del señor Cotrina y de Radar, nuestra cabra de correcciones… por fin, por fin se acerca el día.

Se lanzará oficialmente a finales de enero (esperamos) en Amazon (papel y digital) y en nuestra tienda web (en papel, firmado y dedicado). Pero si quieres ayudarme a prepararlo todo, si quieres tenerlo antes del lanzamiento, en cuanto salga calentito de imprenta, LO PUEDES RESERVAR YA.


¿De qué va Pequeños restos de magia?

La novela es la primera que publico dentro de un universo en el que llevo años trabajando.

Tengo más de una novela que se quedó en el cajón mientras las ideas iban madurando y yo llegaba a un punto en el que daba con algo que me parecía digno de compartir con el mundo.

Pero que nadie se preocupe: esta obra no termina con cliffhanger ni nada que se le parezca. Pequeños restos de magia es autoconclusivo, pero es una primera historia en un universo (o multiverso, más bien) que tengo ya poblado de lugares, personajes y motivos. Aunque el manuscrito de la novela en sí solo lleva pululando un par de años (desde que escribí el primer borrador), muchas de las ideas llevan en mi cabeza desde la adolescencia.

Y es por eso, porque la empecé a idear en esa época, que la historia tenía que arrancar en un mundo como aquel. En Pequeños restos de magia no hay teléfonos superinteligentes, ni redes sociales, ni criptomonedas. En ninguna parte de la obra lo dice expresamente, pero parte de la ambientación viene de un año clave para mí: 1997. Fue un año de fiestas en la playa de noche, de amistades potentes y desamores de los que te dan la vuelta y te dejan con las carnes al aire. Fue el año de OK Computer: el año de la alienación ante las nuevas tecnologías, el miedo que seguía tras las torres gemelas, el año de salir a beber con un grupo nuevo de amigos y bailar descalza en los bares. En 1997 yo tenía 16 años, y Ester, mi protagonista, también los tiene.

reserva pequeños restos de magia

Ester no tiene mucho que ver conmigo (y por suerte su familia nada tiene que ver con la mía), pero quería reflejar, aunque fuera un poquito, el mundo que me rodeaba, las sensaciones y las fantasías. Porque con 16 años yo sobre todo quería hacer magia. Creo que la magia es una fantasía recurrente en la adolescencia: queremos tener algún control sobre un entorno que nos supera.

¿Y si pudiera haber hecho magia con esa edad? ¿Qué habría descubierto? ¿Qué grandes aventuras habría vivido? Desde luego no se habrían parecido a las de Ester. Para empezar, ¡yo no tenía gato!

reserva pequeños restos de magia

Es por esto por lo que me cuesta definir este libro. ¿Es juvenil? Las protagonistas son adolescentes y mucho de lo que hacen creo que encaja en el juvenil. Pero no puedo negar que hay un pequeño factor nostálgico y el libro parecía tener un efecto especial entre mis lectores cero millenials. ¿Es fantasía urbana, es weird o es fantasía oscura?

Desde luego es mucho más light que otros de mis libros, en el sentido de que no hay grandes dosis de bebés descabezados ni saltan goterones de sangre a manchar las cámaras. Pero algunos de los temas que asoman entre líneas me parecen bastante más intensos, tal vez porque son más reales.

Así que lo dejo en vuestras manos. Tengas quince años o treinta y cinco o cincuenta y cinco, creo que hay algo aquí para ti.


Sinopsis

Todo está cambiando, pero solo Ester parece verlo.

Como aquella casa, que de repente cambió de color. O esa libreta, con un título diferente. O un armario que ya no tiene el mismo número de puertas…

Las cosas no van bien para Ester. Su madre se ha marchado, su mejor amigo ya ni la saluda y, lo que es peor, internet va lento de narices. No es el mejor momento para enfrentarse a una realidad trastocada.

Todo pinta mal hasta que aparece Orla, la chica nueva, y con ella, la revelación de lo que se oculta tras el mundo que conocen. Ester y Orla encontrarán nuevos caminos, sectores increíbles en dimensiones escondidas. Pero ¿podrán descubrir sus propias habilidades a tiempo, antes de que toda la realidad se desmorone?

Pequeños restos de magia es una novela sobre realidades alternativas, multiversos, hacerse mayor de golpe y cómo el amor puede arreglar las cosas… o dejarlas peor de lo que estaban.


¿Te interesa? Ayúdame con la logística de todo esto y asegúrate un ejemplar (¡o más!) en cuanto lo tenga en mis manos. Ya sabes que además te lo llevas firmado, dedicado y caligrafiado con tu nombre. Mira, aquí tienes un ejemplo de cómo dedicamos los libros:

reserva pequeños restos de magia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre la protección de tus datos al dejar un comentario:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.